Descubre tu PROPIA creatividad!!

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

domingo, 10 de junio de 2007

En algun lugar entre Buenos Aires y el Pont Champlain

Como esta foto la uso como "insignia" en distintas suscripciones en blogs o redes muchas veces al estar en tamaño pequeño no se ve de qué se trata y me preguntan. Para quien le interese saber cómo fue armada, aquí les cuento.

La foto tiene superposiciones hechas con photoshop y en esas superposiciones la idea es mostrar cómo uno cuando emigra, en la mirada lleva de todo un poco. En mi caso, el obelisco, simbolo del centro de Buenos Aires, más el Pont Champlain de Montreal... más una foto de una señora sentada sobre una valija antigua, más una multiplicidad de mi imagen en espejos (esa foto fue tomada en la Buanderie, una antigua lavandería industrial convertida en un centro de exposiciones de Montreal). La idea era que se pudiera dejar constancia a través de la imagen de esa realidad compleja que vivimos cuando emigramos. La composición fotografica fue hecha por mi durante un curso de infografía de una formación en arte. Esa formacion la hice como complemento porque me dedico también a la arte-terapia... Fue una linda experiencia, me gustó mucho.

Si quieren ver la foto en detalle, al clickear sobre la misma se ampliará y podrán observar los distintos componentes de la composicion. La misma es muy simple, basada solo en la superposicion gracias a mi falta de pericia en el manejo del programa. Es así, muchas veces uno tiene algo interior que no tiene las herramientas técnicas para expresar. Pero bueno, p or algo se empieza!

.


Si alguno de ustedes es aficionado a la composición fotográfica a partir de photoshop, los invito a dejarnos vínculos donde visitar sus producciones.

2 comentarios:

psicogrupo dijo...

Silvina, qué bueno que haya podido leer tu relato de visita a la casa-melancolia de Frida Kahlo ! me inspira y me acompaña la idea de poder salir de mis casas melancolías.

Abrazos
Grazia

Psicóloga argentina dijo...

Asi es, Grazia! Hay casas... que definitivamente hay que abandonar para disfrutar la luz de un nuevo día.
Un gran abrazo!