Descubre tu PROPIA creatividad!!

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

viernes, 18 de diciembre de 2009

Qué hacer con las buenas intenciones de fin de año: Asegurarse la decepción!



Asegurarse la decepción

Cuando alguien se preocupa por sus posibilidades de éxito en un área u otra de su vida, les recomiendo asegurarse la decepción. Si puede dar por sentado que la decepción puede aparecer frente a un intento, cuando el resultado no responde a sus expectativas, entonces la decepción estará “acotada”.

Con esto quiero decir que la decepción tendrá un lugar, no irá mucho más allá de ese espacio asignado. Para entender esto, tendríamos primero que poner en claro que muchas veces no somos conscientes de las expectativas que tenemos frente a un hecho, especialmente cuando también participan en él otras personas… :

Voy a encarar esa conversación con ella y esta vez va a entender”



“Vamos a aclararle a nuestro hijo las reglas, y las respetará finalmente”




“Mi jefe entenderá que merezco esa promoción”.


Y ahí vamos, animados por las mejores intenciones. No hay mejor motivador que una buena intención:

“Este lunes me anoto en el gimnasio”.


“A partir del primero del próximo mes, dejo de fumar”.

“Hacia el fin de esta semana, tengo que haber conseguido esa cuenta”

Y así podríamos seguir infinitamente.

La gente no suele prever la decepción, no le hace un lugar. Y como todo lo que no tiene un espacio previsto, finalmente, termina ocupando cualquier lugar… La decepción es como un montón de diarios viejos que no tienen un estante asignado, y entonces están por toda la casa: en la cocina, en el baño, en los dormitorios, en la mesa del comedor… en los sillones de la sala. Hasta que la casa es un desastre y ni ganas de ordenar nos da ya. En tanto que cuando hay un desorden acotado, el espacio previsto se convierte en un gran motivador. Habrá desorden, lo confinaremos aquí. Y bueno, no parece tan grande: vamos, deshagámonos de él…

Prever la decepción implica que estamos conscientes que nuestros intentos pueden no tener éxito. Emprender una acción aunque no podamos afirmar que va a tener éxito implica varios pasos:

Considerar que tenemos los recursos suficientes para emprender esa acción:

Aceptar que hay elementos que no controlamos y estar aún así dispuestos a embarcarnos en una situación a pesar de que solo controlemos algunas variables sí y otras no. Se trata de animarse a emprender un viaje que tiene una cuota de desconocimiento. El desconocimiento, si lo podemos aceptar, tiene un componente de aventura que se convierte en un motivador, también, aunque de otro orden. La adrenalina que se genera en una situación nueva es una motivación natural. Aceptar encarar una acción sin saber todas las variables, implica también la autoconfianza en los propios recursos y en la capacidad de llamar a los recursos de otras personas con las que podamos contar cuando sea necesario encontrar soluciones sobre la marcha.

Aprendizaje en nuevas estrategias y desarrollo de nuestra inteligencia emocional

Decidirse a desarrollar la acción conservando la atención en el desempeño, en el objetivo a conseguir, en las variables nuevas que están apareciendo y que no tenemos controladas es un esfuerzo cognitivo. Conservar la atención mientras se desarrolla la acción, estando consciente de estos aspectos a la vez que previendo que podría no funcionar nos brinda un aprendizaje singular: la posibilidad de desarrollar un comportamiento estratégico y una evolución de nuestra inteligencia emocional ya que empezamos a detectar nuestras emociones y a decidir –en acción- qué haremos con ellas.

a- Tolerar la frustración: este viejo concepto “evaluador” de la madurez, de la capacidad de resistencia de una persona es tomado en cuenta por el psicoanálisis como el estado interior que da cuenta de que la completud es una ilusión, que la perfección es una ilusión y que podemos seguir adelante y crear cosas maravillosas justamente desde esa misma “imperfección”. Eso es lo que llamamos “resiliencia”: construir nuevos cimientos desde lo malo, lo negativo, lo doloroso. La generación de nuevos recursos justamente a partir de una experiencia negativa. La persona que puede soportar la frustración está capacitada para emprender un camino que exige esfuerzos y renovar sus energías sobre la marcha. He tenido la oportunidad de conversar con maratonistas que me han asegurado que la energía para correr durante kilómetros y kilómetros se genera durante la misma carrera, no solo en los entrenamientos previos sino en la forma en la que se administran los recursos para llegar a una meta difícil y lejana. La energía que necesita un maratonista es muy distinta de la que utiliza un corredor de cien metros: el maratonista necesita regular la energía y crear nueva energía durante la acción.

Antes de llevar adelante cualquier proyecto, tengan en cuenta el poder de aceptar la posibilidad de la decepción y hacerle un lugar.

Algo así como casarse aceptando que nos encantaría que fuera para toda la vida, sí, y con ese norte avanzaremos. Pero… estaremos dispuestos a aceptar el hecho de que las personas mueren, se enferman, cambian, se agotan… La gente crece en distintas direcciones. A veces se desanima de manera tan absoluta que la decepción no acotada le ensucia toda la experiencia por completo. Acotar la decepción teniendo en cuenta que no basta con nuestras mejores intenciones y acciones. Hay otras personas en el camino. Hay otros hechos que no están bajo nuestro control. Haremos lo mejor que podamos. Y si no llegamos… habremos aprendido de la experiencia y estaremos capacitados para un nuevo recorrido.

Por supuesto: aceptar la decepción implica saber que necesitaremos sentarnos un rato a descansar. Un rato…

El objetivo principal de prever la decepción es que nos permite emprender la acción de todas maneras. Es allí, durante la acción donde sabremos de nuevos escenarios donde nosotros podemos tener problemas. Y es justamente en ese escenario-problema donde tendremos la oportunidad de encarar nuevas estrategias. Si nos retiramos antes de empezar, no nos habremos encontrado con el problema ni con el escenario donde desarrollar los intentos de solución. Y nadie aprende fuera del escenario del problema. Un libro de Richard Bach que leí cuando era adolescente todavía me sigue regalando sus frases que llegaron a mi en un momento especial: “No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don. Buscas los problemas porque necesitas sus dones”.

Muchas veces no se encara un proyecto sencillamente porque la persona siente que no tiene todos los recursos. Yo insisto en que se puede empezar con una idea básica y prever los tiempos para la aparición del problema y la búsqueda de recursos. Hay forma de empezar? Empecemos, entonces.

Hace años leí un chiste grafico cuyo autor, lamentablemente no recuerdo. El chiste mostraba a un niño junto al cordón de la vereda, esperando para cruzar la calle. Durante varios cuadros se mostraba la misma imagen y un pequeño reloj que mostraba el paso del tiempo. Finalmente, una persona que atendía un negocio y lo estaba observando, se acerca a preguntar al pequeño por qué no cruzaba la calle. Éste respondió: es que mi mama me dijo que no cruzara hasta que no hubieran pasado todos, todos los autos.”

El problema es que no siempre la gente está mirándonos esperando para ayudar. Si estás frente a la necesidad de tomar una decisión, te recomiendo que atiendas primero a tu sensación interna: si te descubres con el cansancio de la espera, con la angustia de la parálisis, pregunta a alguien, busca tus recursos… Y cruza. Cuenta con la aparición intempestiva de un peligro y organiza tus respuestas. Finalmente, no todos los desafíos son de vida o muerte. Es el miedo el que los convierte en amenazas...

Las fotos fueron tomadas de este blog... que no sabemos a su vez de donde las habrá tomado... Pero seguramente lo sabrá y podrá explicarlo.


martes, 15 de diciembre de 2009

Una de piratas

"Como es imposible encarcelar a un país entero, serán las cabezas de turco las que demostrarán que contrariar las órdenes del poder económico conlleva castigo.


El miedo nos convierte en nuestros propios censores y nos instala un policía en cada uno de nosotros.

Miedo al infierno, miedo a que mi ordenador estalle, miedo a la prisión, miedo a las empresas que me sensibilizan con la cultura del miedo.
La clase media, que es esa a la que un golpe en su coche que su seguro no quiera pagar le puede significar estar al borde de la bancarrota, tiene continuamente la sensación de estar caminando en la cuerda floja.

Mientras tanto, los empresarios muchimillonarios te soplan para que pierdas el equilibrio y cuando estás a punto de caer te ofrecen la mano si les das la camisa, los calzoncillos y el reloj.

Sin embargo, esto no está considerado robo ni por las leyes divinas ni por las humanas".




Hablando de los que, intentando "cercar el viento" hacen las campañas para "darles una lección" a los que bajan música, películas o libros de Internet .


David Bravo Bueno en "Copia este libro".

David Bravo Bueno (20 de febrero de 1978, Sevilla) es un abogado especializado en derecho informático y especialmente en propiedad intelectual. Conocido por su participación en debates o tertulias para defender el derecho a compartir cultura y conocimiento, divulgando en qué consiste el derecho a la copia privada o el término copyleft, gracias a Internet y las redes de pares (P2P) entre otras herramientas.


domingo, 13 de diciembre de 2009

La profecía autocumplidora, o el arte de amargarse la vida

Hoy domingo, estoy vaga. Estuve todo este tiempo escribiendo y escribiendo... y no me queda resto para escribir notas en el blog, asi que me puse a leer a Paul Watzlawik, en "El arte de amargarse la vida".

Me gustó cómo describe la situación de la profecía autocumplidora y me dije: "qué buena nota para el blog!" Pero claro, aparecio la obsesiva de siempre, a insistirme con su voz chillona por sobre mi hombro: "Pero cómo les vas a contar sobre lo que dice Paul Watzlawik sin haberles hablado antes sobre lo que dice Freud sobre la profecía autocumplidora?!". Y si, es cierto que no se puede hablar de profecías autocumplidoras sin mencionar a Freud. Y en otra ocasion habria guardado el post, para publicarlo despues de un post sobre Freud y la profecía autocumplidora.

Ya estoy harta, este post, parece la prueba de Historia de segundo año, cumpliendo una apuesta con mis compañeras respecto que el profesor, Ricardo Palomo no leía la prueba sino que contaba los renglones. Así me saqué un 9 por 4 páginas de "María Teresa de Austria era la madre de María Antonieta, por lo que tras un largo y exhaustivo análisis, podemos determinar, segun consta en todas las estadísticas revisadas, que María Antonieta era la hija de María Teresa de Austria". Y me saqué 9, nomás. Y así descubrí, con los años que transcurrieron, que los behavioristas en educación, tienen toda la razón: jamás olvidé los nombres de las dos damas unidas en vinculo materno-filial. O sea que la repetición podria tener su ventaja en la educación (viva la tabla del 2!!)

Pero como hoy me levanté menos obsesiva que de costumbre, les dejo para que busquen sobre la profecía autocumplidora segun cómo lo explica Freud en este vínculo de la wikipedia. (1)

Y aquí va Watzlawik, en "El arte de amargarse la vida":

"AUTOCUMPLIMIENTO DE LAS PROFECÍAS

En el periódico de hoy, su horóscopo le advierte (y también aproximadamente a 300 millones más que nacieron bajo el mismo signo del Zodíaco) que usted puede tener un accidente. En efecto, a usted le pasa algo. Por tanto, será verdad que la astrología tiene gato encerrado.
O ¿cómo lo ve usted?, ¿está usted seguro de que también le habría ocurrido un accidente, si no hubiese leído el horóscopo?, ¿si usted estuviese realmente convencido de que la astrología es un bulo craso? Naturalmente, esto no puede explicarse a posteriori.

Es interesante la idea del filósofo Karl Popper que dice —simplificando mucho- que la profecía horrenda del oráculo a Edipo se cumplió precisamente porque éste la conocía e intentó esquivarla. Y justo lo que hizo para escaparse de ella, fue lo que llevó al cumplimiento de lo que había dicho el oráculo.

Si ello es así, aquí tendríamos otro efecto de la evitación, es decir, su virtud de atraer en determinadas circunstancias justamente lo que pretende evitarse. ¿Qué circunstancias son éstas? Primero, una predicción en el sentido más amplio: cualquier expectación, temor, convicción o simple sospecha de que las cosas evolucionarán en este sentido y no en otro. Hay que añadir que dicha expectación puede ser desencadenada tanto desde fuera, por ejemplo, por personas ajenas, como por algún convencimiento interno. Segundo, la expectación no ha de verse
como expectación sino como realidad inminente contra la que hay que tomar enseguida unas medidas para evitarla. Tercero, la sospecha es tanto más convincente cuanto más personas la compartan o cuanto menos contradiga otras sospechas que el curso de los acontecimientos ha ido demostrando.

Así, por ejemplo, basta la sospecha -con o sin fundamento, no tiene importancia- de que los otros cuchichean o se burlan en secreto de uno. Ante este «hecho», el sentido común sugiere no fiarse de los otros. Y como, naturalmente, todo sucede detrás de un velo tenue de disimulo, se aconseja afinar la atención y tomar en cuenta hasta los indicios más insignificantes. Sólo hace falta esperar un poco y pronto puede uno sorprender a los otros cuchicheando y disimulando sus risas, guiñando el ojo e intercambiando signos conspiradores. La profecía se ha cumplido.

De todos modos, este mecanismo funciona realmente sin fallos, si usted no ajusta las cuentas consigo mismo de la contribución que usted haya aportado al caso. Después de lo que usted ha aprendido en los capítulos anteriores, esto no le parecerá muy difícil. Además, una vez que el mecanismo se ha puesto en marcha, ya no se puede comprobar más ni tiene interés alguno averiguar qué fue lo primero: si su conducta desconfiada fue la que provocó las risas de los otros o si las risas de los otros le hicieron a usted desconfiado.

Las profecías autocumplidas crean una determinada realidad casi como por magia y de aquí viene su importancia para nuestro tema. No sólo ocupan un lugar fijo de preferencia en el repertorio de cualquier aspirante a la vida amargada, sino también en ámbitos sociales de más envergadura. Si, por ejemplo, se impide a una minoría el acceso a ciertas fuentes de ingresos (pongamos, por caso, a la agricultura o a cualquier oficio manual), porque, en opinión de la mayoría, es gente holgazana, codiciosa o sobre todo «no integrada», entonces se les obliga a que se dediquen a ropavejeros, contrabandistas, prestamistas y otras ocupaciones parecidas, lo que, «naturalmente», confirma la opinión desdeñosa de la mayoría.

Cuanto más señales de stop ponga la policía, más transgresores habrá del código de circulación, lo que «obliga» a poner más señales de stop. Cuanto más una nación se siente amenazada por la nación vecina, más aumentará su potencial bélico, y la nación vecina, a su vez, considerará urgente armarse más. Entonces el estallido de la guerra (que ya se espera) es sólo cuestión de tiempo. Cuanto más alta es la tasa de impuestos en un país, para compensar así los defraudes de los contribuyentes, que, naturalmente, ya se supone de antemano no van a ser sinceros, más ocasión se da a que también los ciudadanos honestos hagan trampa. Si un número suficiente de personas cree un pronóstico que dice que una mercancía determinada va a escasear o a aumentar de precio (tanto si «de hecho» es verdad como si no lo es), vendrán compras de
acaparamiento, lo que hará que la mercancía escasee o aumente de precio. La profecía de un suceso lleva al suceso de la profecía. La única condición es que uno se profetice o deje profetizar y que luego lo considere un hecho con consistencia propia, independiente de uno mismo o
inminente. De este modo se llega exactamente allí donde uno no quería llegar. "


(1) qué raro, no hay vinculo directo a Freud y la profecía autocumplidora en la wikipedia... Qué hago, publico el post o lo guardo en borrador? No dicen siempre que hay que hacer un retorno a
Freud? Bueno, publico el post y luego retorno...

martes, 1 de diciembre de 2009

La detención de Zanola y otro ejercicio de lectura corporal

En el diario argentino Clarín, del día de la fecha, aparece una noticia sobre la detención de siete personas presuntamente vinculadas con el triple crimen de tres jóvenes empresarios Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, ocurrido hace mas de un año, ligado a la mafia de los medicamentos, un escándalo de corrupción.
Estas detenciones se realizan en el marco de una causa que segun dice el mismo diario, "investiga a la denominada mafia de los medicamentos. La pesquisa es tan voluminosa que ya lleva más de dos años, tiene a quince detenidos y más de media tonelada de papeles y documentos secuestrados en 240 allanamientos. "


En la nota que nos ocupa, aparece la foto de Juan José Zanola, eterno secretario general del gremio bancario. En la foto lo vemos esposado y sonriente.

El ejercicio que les propongo es:
En virtud del gesto de la persona fotografiada, qué podriamos decir que está pensando en ese momento?

Es ese gesto, propio de una persona que se sabe culpable o que esta seguro de ser inocente?



Es congruente el gesto y la postura corporal de la persona con la situación de estar siendo llevado detenido, esposado, mientras los fotografos de los medios disparan sus cámaras?
Y si no es congruente, cuál sería el gesto y la postura corporal en cada caso?

jueves, 26 de noviembre de 2009

Facebook, Twitter... desnudarse en la vereda y entrar intempestivamente en casa de amigos

Participo de un foro profesional sobre cyberpsicología, que dirige el Dr. Michael Fenichel, cuyo sitio web (en inglés) merece realmente ser visitado por todos aquellos que se interesen en este área. Hace unos días nos hizo llegar el vínculo sobre una nota en la que participa, publicada por el Diario El País. Como está en español, pueden directamente visitarla aquí:

Las redes sociales se han convertido en peligrosas fuentes de información para despidos, fichajes o ascensos - La línea entre lo privado y lo público es imposible en la Red - Y empiezan las bajas






La nota me hizo recordar nuevamente esta particularidad del espacio virtual que supone que estamos a solas y en la intimidad frente a nuestra pantalla y que todo aquello que sale de nuestro teclado solo llega a nuestros más conocidos. Esto es lo que hace que las consultas psicológicas por este medio, si bien carecen de la expresividad que otorga el contacto visual y la comunicación personal, a la vez posibilitan una especie de liberación frente a las inhibiciones en comunicar sentimientos, sensaciones, opiniones, levantando de alguna manera algunas barreras de la represión y permitiendo comunicar cosas que frente a otra persona, no diríamos.

Se trata de un aspecto de de la comunicación virtual que resulta beneficioso cuando nos facilita desarrollar amistades -y hasta relaciones amorosas- a distancia, de manera que cuando el contacto en persona puede llevarse a cabo, nos sentimos "como si nos conociéramos de toda la vida".
Sin embargo, este "olvido" puede costarnos muy caro cuando no nos damos cuenta en qué punto traspasamos las limitaciones que marcan los espacios íntimos, privados, personales, grupales, sociales y públicos.

Este olvido, también opera en muchas personas que no toman en cuenta que un correo electrónico puede ser una comunicación tan personal como aparecer de improviso en al casa de alguien.

"Entrarías de improviso en la casa de un amigo con quien no hablas desde hace meses, sin saludarlo y de pronto le contarías un chiste? "
Le he hecho esta pregunta a algunas personas conocidas y en algunos casos me han respondido que enviar un chiste o un power point de fotos, de manera masiva, es una forma de tomar contacto con los amigos y por eso lo hacen. Y que cuando reciben un correo así, se sienten recordados aunque ni siquiera se mencione su nombre en el mail. No les parece un tanto sorprendente este efecto?

martes, 24 de noviembre de 2009

Ella ha dejado de quererme

En esta consulta de orientación psicológica, hemos trabajado con un intercambio de mails antes de pasar a la comunicación en tiempo real (chat escrito, chat de voz, comunicación telefónica).

Los nombres y circunstancias especiales han sido modificados para preservar el anonimato del consultante.


Mi novia me dejó hace 2 meses y medio. Llevaba saliendo con ella 7 años (yo tengo 26 años, ella 27). Todo perfecto, sin discusiones, sin malos rollos. Con muchas ilusiones para el futuro.
El año pasado tuve una serie de problemas con los estudios y el trabajo, que desembocaron en una depresión, que me impidió salir a la calle, por la ansiedad que me generaba.
Ella me apoyó mucho, como siempre, sin ella no lo hubiera superado.
Pasó casi un año y logré salir de aquel infierno.
Hace unos meses la notaba rara, pero suponía que era por problemas de trabajo y tal, porque estaba muy agobiada.
Pero poco a poco, me fue lanzando indirectas, hasta que llegó el día en el que me dijo que no podía seguir conmigo, que necesitaba estar sola durante un tiempo, disfrutar de cosas que no había podido, que las cosas no eran como antes y que no sentía lo mismo por mi...
Ha cambiado mucho, ahora hace cosas que antes no se atrevía no sé porqué. Sé que para ella ha sido una decisión superdifícil. También lo estará pasando mal, pero lo que no entiendo son las razones por las que ha dejado de quererme.
He de reconocer, que cuando tuve la depresión, me apoyé mucho en ella, pero tal vez no hice mucho caso de sus pequeños problemas que pudiera tener. Pero hay que comprender que bastante tenía yo con el suplicio por el que estaba pasando.
En estos momentos no puedo confirmar si ella ha conocido a otra persona. No creo que haya hecho eso. Tenemos amigos en común, y me han dicho que es imposible que haya otro tío, sino, ya lo sabrían. Pero quien sabe...
Ya estoy un poco mejor. El primer mes sin poder dormir, sin comer, dificultades de concentración en plena época de exámenes en la Universidad...
Este segundo mes estoy un pelín mejor, pero no logro quitármela de la cabeza.
El único contacto que tenemos es a través de messenger, que hablamos 5 minutos de vez en cuando (una vez a la semana), pero nada más.
Hace un mes (desde entonces no tenemos contacto) me dijo que sufría mucho cuando hablábamos por el messenger o cuando nos cruzábamos por la calle... Vaya tela!! Y yo también sufro! Encima que fue ella quien me dejó... Me ha dicho que lo mejor es que no estemos en contacto durante un tiempo, y yo he aceptado su decisión. (aunque me duela ver ahí el móvil y no poder llamarla ni mandarle un sms)
Reconozco que tengo dependencia de ella. Es lógico, 7 años juntos, todas las ilusiones pasan por ella, irnos a vivir juntos, viajar... Me sentía muy a gusto a su lado.
Ahora con los amigos lo paso bien, pero solo es para un rato. Siempre hablando de los mismos temas. Llega un momento en que te aburres. Con ella podía pasar días enteros, a gusto, hablando de cualquier cosa.
Y de repente, todo desaparece. Me siento solo, aunque haya mucha gente apoyándome.
También decirte que ha sido mi primera novia seria, mi primer amor.
Se supone que estas cosas no hay que olvidarlas, sino superarlas.
Antes de conocerla, yo era una persona muy fría. No necesitaba ni besos ni abrazos. Cuando la conocí, me demostró lo contrario. Y ahora echo mucho de menos estos 2 meses sin esos abrazos que tan bien me hacían sentir.
Ahora estoy saliendo a la calle más que nunca. Se lo agradezco infinitamente a mis amigos, pero hay momentos en los que estoy fuera de juego. No me la quito de la cabeza, estamos en un bar, y todo el rato mirando la puerta, por si aparece ella...
También intento hacer otras actividades para distraerme, me he apuntado al gimnasio, estoy haciendo muchos cursos... pero lo peor son los momentos en el tiempo libre, que la cabeza no para de pensar.
Tampoco quiero cometer el error de intentar conocer a otra persona, hasta no superarlo. Porque la intentaría comparar, y haría mucho daño a esa nueva persona.
Otro error es pensar que nunca conoceré a una persona tan estupenda como lo ha sido ella conmigo.
Te agradecería mucho que me dieras algún consejo...
Un saludo!


Hola, Máximo!

Ante todo, veo por la forma en que escribes una capacidad para preguntarte sobre las cosas, las razones, los hechos... Esa capacidad de tratar de penetrar en el problema y comprenderlo va a ser muy util en general en tu vida y puede ayudarte ahora en este momento especìfico.

Te preguntas por el motivo que pueda haber llevado a tu novia a dejar de quererte y más allá de las cuestiones puntuales que puedan surgir en las relaciones. te sugiero que consideres la posibilidad del crecimiento, de la evolución. Esto quiere decir que cuando las personas comienzan una relación cuando son muy jòvenes eso los lleva a atravesar juntos muchas etapas distinas que muchas personas viven por separado. Eso los mantiene digamos un poco "fuera del mundo", en el sentido de estar como "protegidos" dentro de la relaciòn y siempre les queda la duda de cómo serán ellos mismos en el mundo exterior fuera del apoyo de la persona con la que compartieron una pareja de muchos años. Muchas veces las parejas en este momento atraviesan un impasse que define si siguen adelante o si concluyen la relación. Ese momento es difícil para ambos pero no quita ni deteriora las cosas buenas que hayan vivido juntos en el pasado y lo que han ganado cada uno con la relacion.

Te propongo considerar también la posibilidad de que lo tuyo no sea "dependencia de ella" como le llamas. Así se tratara de una amor sano y maduro, tras una relacion de tanto tiempo las personas atraviesan cambios donde incorporan mucho del otro en su emotividad y su psiquis así que terminar una relacion siempre es doloroso y llevara un tiempo de grandes acomodamientos. Superar ese trance sera muy nutritivo para ambos pues dejará en cada uno de ustedes una experiencia que atravesarán seguramente con dolor pero que si junto con él llevan el recuerdo del amor y del respeto, finalmente se trata de la clase de emociones que preparan a una persona para aprender a amar... El duelo hay que atravesarlo y a la salida, se està fortalecido para intentar una nueva relación pudiendo poner lo mejor de sí.

Tu ves con mucha realidad lo que sientes y te das cuenta que por un lado va tu lógica que te dice que encontrarás alguien a quien amar, así como has podido vivir esa relación con ella. Y al mismo tiempo tus emociones te dicen otra cosa... porque estás como en el ojo de la tormenta en este momento. Por la forma como lo cuentas creo que estás llevando las cosas bien, sin embargo si has tenido depresión yo te recomiendo, para que puedas sentirte más contenido, màs cuidado y para que aproveches este momento para tu temple y aprendizaje, ya sea que la relación siga como que no, que busques un apoyo psicoterapéutico. No sé si podras buscarlo en tu ciudad, hay muchas opciones. Si lo deseas puedes consultar también en mi blog donde hay una nota sobre "perder el amor". La direccion la tienes en http://psicologiaymigracion.blogspot.com/2008/08/perder-el-amor.html

lunes, 16 de noviembre de 2009

Ya no son inmigrantes

Hace un mes ya que estoy en Bilbao (el país vasco, la provincia de Vizcaya en Espana) y ayer participé de un encuentro intercultural. La organizadora es Harresiak Apurtuz, la Coordinadora de ONG de Euskadi en Apoyo a Inmigrantes que bajo el lema "Mundu Bereko, Vecinas y vecinos de un mismo mundo" realizó en el barrio de Durango este encuentro multitudinario donde se llevaron a cabo talleres de sensibilización, encuentro con la comunidad vasca, un recorrido turistico por la ciudad y varias actividades artisticas de musica y danza, organizadas por las distintas comunidades inmigrantes.


La persona que nos había invitado a participar es la coordinadora de la Asociación de Argentinos Residentes en el país vasco (ARVAS). Mientras conversábamos acerca de las distintas modalidades de participación de sectores gubernamentales y de la comunidad respecto a la cuestión de la inmigración, ella nos contaba que una vez que una persona obtiene su ciudadanía, ya no se la considera inmigrante al punto que no existen formas oficiales de identificar a esas personas, a menos que se busque dentro de los ciudadanos por país de nacimiento. La respuesta generalizada (verbal) de los funcionarios ante este hecho es "Ya no son inmigrantes". Esto sería auspicioso si lo leyéramos en cuanto a que a esa persona ya se la considera parte integrada de su nueva sociedad. Sin embargo, esa manera de plantearlo deja afuera una serie de fenómenos internos que no cambian según cambian los papeles.

Mi experiencia con mis abuelos inmigrantes, así como los abuelos o los padres de algunos de mis compañeros de escuela, fue la de considerarlos siempre inmigrantes. No sabían del todo el idioma. Y si lo sabían, siempre tenían un acento. Y si ya no lo tenían... tenían gente en la familia que había nacido en otro lado, había conocido otra geografía, otra música y otros rostros.

Se podrá decir que uno ya no es inmigrante?

Y si uno logra insertarse muy bien en la sociedad de acogida al punto de tener la mayor parte de sus amigos entre las personas nacidas en ese lugar? Se podrá decir que uno no es inmigrante?

Como las personas son todas diferentes, sienten cosas diferentes que a la vez influyen en las experiencias que tienen. Tal vez por eso sería posible econtrar personas que aporten una vision que pueda explicarse con esa frase. "Ya no son inmigrantes".

Habrá alguien que haya vivida experiencias que le permitan decir que no se siente inmigrante?. Que se sintió inmigrante y que a partir de un determinado momento, ya no lo sintió más así?
Que nunca se sintió inmigrante?

martes, 22 de septiembre de 2009

Para viajar sin moverse de casa... o para viajar en serio

Proximamente voy a viajar a Bilbao, por trabajo y por estudios, y buscando y buscando en Internet me encontré con este sitio maravilloso para los maravillados itinerantes que piensan que conocer un lugar es conocer a su gente.




Los viajeros que saltan de sofá en sofá tienen sus grupos en insospechados rincones del mundo. Y algunos sin moverse de sus casas.

Pueden ver cómo lo hacen en:





El link nos conecta con una página de preguntas frecuentes y está en español, no muy bien traducida todavía pues una enorme porción de lo que se hace en esa comunidad internacional está realizada de manera voluntaria por muchos participantes.



Mucho más que una manera de viajar, no creen?

miércoles, 1 de julio de 2009

La psicología en Canadá

Recibi esta pregunta de Paola a la que contesté personalmente y luego se me ocurrió que la información que ella solicita puede ser útil a otras personas. Aqui va...


Hola, tengo varios días leyendo un poco tu blog, aunque es casi imposible, ya que hay muchísimos posts. Bueno la cosa es felicitarte por que es muy informativo y enriquecedor. Y aprovechando este espacio, quiero hacerte unas preguntas, espero me puedas responder.
Yo soy mexicana, estoy estudiando psicología y no tengo ninguna experiencia laboral. Me gustaría ir a vivir a Canadá, pero una de las cosas que me preocupan es no calificar como Skilled Worker y la otra no poder ejercer allá.
Y bueno, la pregunta, tu calificaste como Skilled Worker siendo psicóloga? y la otra, ejerces tu profesión allá? Tuviste problemas para encontrar trabajo? Tuviste que hacer alguna revalidación? Es costoso?
Perdona tantas preguntas, pero eres la primera psicóloga latina que encuentro por allá que me podría ayudar en esto.
Saludos,



Empiezo por la pregunta más general que es si pude calificar como Skilled Worker siendo psicóloga. Las condiciones que pone Canadá para sus procesos de aceptación de inmigrantes son diferentes segun las provincias (algunas como Québec o como Alberta por ejemplo, tienen procesos especiales). Asimismo van cambiando las exigencias porque si uno califica en otras áreas no importa tanto si su profesion esta en demanda o no. Tambien uno puede calificar con una formación técnica, por ejemplo, un plomero o un operador de maquinas de control numerico podrian calificar aunque no tengan titulo universitario.

Cualquier persona que necesite saber sus posibilidades de ser aceptado como inmigrante en Canadá no necesita preguntarle a nadie sino mirar con sus propios ojos y hacer su propia evaluación de manera personal en la pagina de inmigración aquí:

clickear aqui para la pagina de inmigración a Canadá

Por qué digo que deben leer la información de manera personal? Porque nadie sabrá mejor que la persona interesada cómo evaluar sus posibilidades segun la información de la página en función de CADA SITUACIÓN PERSONAL y familiar. (sí, porque la evaluación involucra también a las personas que viajan con uno, es decir, cónyugue o pareja de hecho que pueda demostrar su convivencia, hijos, idiomas que dominan, edades y otros etcéteras que cambian en cada caso). Es por esto que los que hicimos nuestra experiencia solo podemos brindar un link de
internet donde cada persona deberá leer la información e interpretarla segun su propia situación.

Una cosa muy importante es que Canadá no requiere que nadie pague a un agente de inmigración. Todo aquél que les solicite dinero para gestionar su inmigración a Canadá los estaría estafando, pues es un sistema que, como lo verán al leer el sitio web indicado más arriba, se hace de manera personal, absolutamente personal. Si no pudieran leer e interpretar la informacion en internet, siempre pueden solicitar la ayuda de un familiar o amigo. No es en absoluto necesario desembolsar ningun otro dinero que no sea los costos del trámite en sí que también pueden consultar en esa página.


Aun en el caso tan particular del ejercicio de la psicología en Canadá, cada situación es única. Es difícil que lo que yo hice pueda ser una guia para Paola en este sentido: en mi caso, con una profesion asentada en mi país de origien, una formación y una experiencia de más de 16 anios en el momento de gestionar mi trámite, mi decisión fue de solicitar al Colegio de Psicólogos de Québec que emitan una habilitación por evaluación de estudios realizados fuera de Québec.

En el caso de alguien que no terminó su carrera, como es el caso de Paola, dado que Canadá es un lugar donde estudiar está al alcance de todos, seria muy interesante ver si puedes hacer tu trámite de inmigración y ya como residente permanente, continuar estudiando aquí. En Québec, por ejemplo, a partir del 2006 se les exige a los psicólogos un nivel de doctorado terminado (Phd en psychologie) para poder ser aceptados y quizá sea menos oneroso seguir un doctorado aqui que en tu país. Los doctorados son privados en muchos lugares, al menos en Argentina lo son, y allí no tenemos sistema de préstamo y beca que permite que uno estudie a tiempo completo. En mi país estudiar en mi propia lengua pero trabajando full time me ha sido tan esforzado como estudiar aquí en francés. Ya ven entonces que varios factores entran en juego y el manejo del idioma es vital en una profesión que depende tanto de la comunicación.

Por otra parte, se puede muy bien trabajar en muchas áreas que tienen que ver con la intervención social bajo distintos aspectos. Con una licenciatura se puede hacer un certificado en toxicomanias y trabajar en el área de la drogadependencia. Con una formación en salud mental es posible trabajar en las casas de rehabilitación de pacientes psiquiatricos, lo que en mi país llamamos acompaniante terapéutico. Hay una extensa red de contención social por lo que la infancia, las mujeres, los ancianos, las familias en problemas, reciben contención de diversas maneras aptas para un profesional mientras valida el diploma de su país. Conozco varios casos de profesionales que han decidido no tramitar su permiso en el colegio de psicólogos porque han obtenido trabajos que les gustan y les redituan y no tienen interés en complicarse con trámites.

El título de psicólogo o psicóloga es un título reservado, vale decir que no se puede utilizar como título hasta que el colegio de psicólogos lo autorice. El trámite en Québec es un poco tedioso, largo y cuesta dinero pero menos que para nuestros desafortunados médicos latinos, que tanta falta nos hacen y tan duro les resulta que los acepten. En otras provincias, los trámites son diferentes. De todos modos, en todas partes la experiencia anterior y el dominio del idioma, inglés o francés... o ambos juntos, dictan la regla. Para las personas que tengan esas competencias no es indispensable utilizar el titulo de psicologa para trabajar: además de las opciones anteriores, es posible trabajar de manera autonoma en otras formas de terapia de crecimiento personal como en nuestros países, solo que no es posible cobrar lo mismo que un psicologo o psicóloga ni tampoco emitir un recibo que las aseguradoras de salud reconozcan como válidos.

Personalmente, ademas de mi trabajo en intervencion social y como psicoterapeuta en el ámbito privado, mientras aguardo la última palabra del colegio de psicólogos, continuo trabajando en espaniol con personas de diferentes países hispanoparlantes (inclusive mi pais de origen y con otros inmigrantes latinos que residen en otros lugares del mundo) mediante los maravillosos medios de comunicación que nos permite internet. Asi es como además del teléfono y del envio de consignas grabadas para la realización de ejercicios, tambien es posible incluir las imágenes, los dibujos escaneados y las fotos que sirven de apoyo a mi trabajo con arte terapia y técnicas expresivas.

El mundo cambia y nuestras profesiones, también porque el desafío es formarse cada vez mejor para poder dar respuesta a las necesidades actuales de las personas. Y en esto está en primer lugar la persona que tenemos más cerca: uno mismo y la forma en la que podemos cambiar para nuestra realización personal y profesional.










miércoles, 3 de junio de 2009

Cortito y al toque

La frase del título, podría decir que forma parte del lenguaje coloquial porteño.

En este caso quiere decir que vengo a publicar algo como una forma de facilitarme el volver a postear en el blog. Y no porque no tenga material: en realidad, tengo varias cosas escritas en una carpeta, esperando cada una su momento. El caso es que hacerme de un tiempo más largo para publicarlas a medida que fueron apareciendo no es posible. Y menos aun cuando vuelvo de un verdadero despiole informático que me obligó a atender a lo urgente.
Suele pasar eso, lo urgente suele barrer a lo importante. Y es difícil la decisión cuando hay varias cosas importantes.

Hoy ya se me hizo urgente publicar algo. Y esto también es importante.

Así que lo hago hoy de esta forma. Son tiempos en los que vengo ocupada en encontrar la forma de hacer las cosas así, cortito y al toque pero… finalmente, hacerlas.
Sin tanta preparación, sin tanto floripondio… Hacerlas de una vez. Cortito y al toque.

Esa llamada a una amiga para quien quisiera encontrar más tiempo.
Acomodar ese cajón que no serian más que 5 minutos… pero siempre me engancho a leer los papelitos.
Mandar finalmente ese artículo, al que siempre busco hacer los últimos retoques.

Y bueno. Así. Imperfecta. Con poco tiempo.
Escribiendo como salga.
Cortito y al toque.


viernes, 2 de enero de 2009

Los vinculos de los migrantes. Una cuestión de ecología

Escribo este post inspirada en el comentario de Alejandra en su blog, sobre el mito del guetto
y lo hago pensando  especialmente en  aquellas personas que sienten que otros pueden porque sí, porque tienen "estrella", porque tienen facilidad, porque se les dio asi, porque tuvieron suerte... 
A veces recibo comentarios como "qué suerte tienen ustedes que han ido a un lugar donde existe una red social que los contiene".

Construir una red social en la migración no es una tarea fácil. En una misma comunidad fuimos a caer gentes con ideologías, experiencias y modos de vida tan distintos! La experiencia de la migración nos une pero no es suficiente para construir una relación. Puede servir al principio pero no resiste la continuidad en el tiempo si no hay reciprocidad. Porque cuando no hay reciprocidad, hasta el más distraído o bienintencionado termina notándolo y entonces ya no se puede seguir construyendo. Puede que la relación continúe como simple cortesía, pero no será más que una cáscara vacía, una pobre imitación de lo que podría haber sido una relación de calidad. 

Un ejemplo que no habría que imitar, a mi juicio, es este caso (que ocurrió más de una vez):  alguien que primero participa con mucha asiduidad en una lista de inmigración, preguntando, sugiriendo, comentando cosas... un buen día manda un mail diciendo: "Bueno, muchas gracias por todo lo que me han ayudado. Ahora ya tengo mi pasaporte con mi visa, gracias a todos, buenas noches". Seguramente él o ella, esos que podían escribir una cosa así, no tenían la más mínima idea que las relaciones se alimentan dando... y que aunque ya no tengas una necesidad inmediata de recibir (información, contactos, ayuda concreta) todo lo que alimenta los vínculos vuelve de alguna manera.  En el acto mismo de construir un vínculo con otro, me estoy construyendo a mi misma y estoy puliendo y mejorando mis vínculos más cercanos...  ¿Qué mejor ejemplo puedo dar a mis hijos, por ejemplo, si quiero enseñarles a ser solidarios, a respetar el espacio propio y el del otro... a construir para el presente y para el futuro (no para el aquí y ahora y después de mí... el diluvio), no?.  Construyendo con otros, construyo un mundo mejor para mis hijos también.  

Lo he repetido muchas veces y nunca son demasiadas:  hasta por una cuestión de egoísmo, conviene absolutamente ser solidarios y cuidar al otro.  Si mantengo limpio y funcionando el espacio que me nutre, no hago en definitiva otra cosa que construirme un mundo mejor.  Y si puedo mostrar empatía por otros, mi grado de enriquecimiento será mayor.  La solidaridad es -cuanto menos- cuestión de ecología.  Y para espíritus más "elaborados" un valor a cultivar.

En mi barrio se dice una frase que tiene su origen en el ambiente de las carreras de caballos: "En la arena se ven los pingos". Hay muchas situaciones de la cotidianeidad que pondrán a prueba las relaciones, los saberes, los prejuicios de las personas. La posibilidad de sostenerse en el tiempo, junto con otros y pese a los obstáculos es lo que finalmente da solidez a los vinculos.

Tuve que pasar muchos, muchos años de experiencias (profesionales y de vida) para convencerme que uno siempre actua según el nivel de evolución en que se encuentra:  es erróneo el comentario, lugar común de los que sostienen que los psicólogos siempre tendemos a  "des-responsabilizar" al sujeto en cuestión dandole la razón y culpando al padre, a la madre, al esposo, esposa, cuñada, profesor o jefe.  No:  la situación que vivimos nos pone a prueba y ahí, cuando estamos a prueba es cuando mostramos lo que somos y lo que podemos dar en ese nivel de evolución en el que estamos.  Seguramente que la experiencia de migrar es muy fuerte (algunas tan  profundas y difíciles como  enfermedad, guerra, pérdidas, muertes...).  Pero Víctor Frankl decía que entre el estímulo y la respuesta hay una brecha donde circula la libertad personal.  Esto yo lo entiendo de esta forma: puedes vivir una situación fuerte, difícil, es cierto... pero finalmente eres quien eres.  Si puedes ser solidario y empático hacia otros justamente cuando estás presionado, cuando estás movilizada, cuando te pasan cosas...  Si puedes hacer todo esto cuando estás en ese momento, esa es la mejor prueba de quién eres.  
Y si cuando estás presionado y enojado muestras lo peor de tí... eso es lo que muestras porque allí está:  la situaciones límites son las que muestran lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros.  Seguramente que los vínculos que formamos en estas condiciones son especiales porque nuestros necesidades y nuestras defensas estan "estímulados" al limite. 


No hay salidas fáciles, de hechura prefabricada en los vínculos humanos, en ninguna circunstancia.  Para todo lo que debamos evolucionar, la tarea es larga.  Y en la experiencia migratoria son tantas las cosas que soltamos que necesitamos apoyos confiables. ¿No les parece que vale la pena invertir en vínculos de buena calidad? Finalmente sólo tenemos un vida.  Construyámos lo mejor para que dure. Lo contrario del "uselo y tírelo", que crea polución. 
Una simple cuestión de ecología.