Descubre tu PROPIA creatividad!!

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

viernes, 31 de diciembre de 2010

Pequeñas cosas para un gran universo de éxitos

Lo pequeño puede contener un enorme universo.
El cambio empieza por un primer paso.
Un paso pequeño, sostenido
puede llevarte muy lejos

Por un 2011 lleno de múltiples pequeños pasos y grandes recorridos!!

lunes, 13 de diciembre de 2010

Demanda por pérdida de placer

La presente nota, aparecida en el periódico Rue Frontenac, del 2 de diciembre, me lleva a preguntarme una vez más sobre las diferencias que tenemos con los quebequenses en lo que hace a las formas de tratar, entre otras cuestiones, las cuestiones sexuales.

Los argentinos suelen bromear en doble sentido con las cuestiones de sexo aunque son muy pudorosos a la hora de ir a la farmacia a comprar objetos como tampones, preservativos... e inclusive pomadas que se utilicen con diversos objetivos en la zona genital.  Por eso nos encontramos un poco descolocados cuando vemos que, por un lado, los quebequenses no se ríen con los malos entendidos de tipo sexual, al tiempo que hablan de esos temas a viva voz.  Para hacer la prueba, pueden preguntar en voz baja a una empleada de la farmacia donde encontrar las pomadas para hemorroides y escucharla contestar con toda naturalidad y a los gritos,  "La crema para hemorroides?!  Si, como no, en la primera estantería a la derecha!".  
Como son discretos y no se meten en las conversaciones de los demás, nadie dará vuelta la cabeza para mirar quien es el o la que sufren de hemorroides, pero de todos modos, ustedes se sentirán fatal! Al menos, hasta que se acostumbren.

También podemos preguntarnos sobre la importancia que se le da al derecho individual.  Para nuestros parámetros, la nota que traduzco a continuación, nos deja absolutamente perplejos.


Diario "Rue Frontenac" Jueves 2 Diciembre 2010

Causa ganada por pérdida de placer

Un juez ordena un reembolso por el mal funcionamiento de un vibrador

Un sex-shop de Sherbrooke deber­á reembolsar la totalidad del precio de compra de un vibrador a una consumidora insatisfecha por el aparato que no funciona más que intermitentemente. Intercedió en el tema un juez de pequeñas causas.
Charles Poulin

La dama había decidido hacerse un regalito de Navidad el 21 de Diciembre de 2009 yendo hasta "Pasión Acción" para conseguirse un "Rabbit Vibe Waterproof" que había pagado 118.50 dólares.

Presiones repetidas
Pero al momento de testear la cosa en su casa, ella se da cuenta que el Rabbit Vibe funciona solo intermitentemente."El aparato funciona poco tiempo, se apaga y ella debe volver a poner en marcha el aparato ejerciendo presiones repetidas sobre el interruptor de contacto el que funciona incorrectamente o quizás nada", explica el juez Alain Désy.
La cliente regresa entonces a "Pasión Acción" después de su primer uso para hacerse reembolsar su dinero. El comerciante rehusa y no quiere tampoco cambiarle el vibrador por otro que funcione correctamente.
La consumidora decide de todas maneras recuperar su dinero y se dirige a la corte de pequeñas causas. Solicita que la compra sea anulada y que le den a cambio un reembolso. Le ofrece al comerciante devolverle "el aparato vibrador manual que estará en el mismo estado en el que estaba en momentos de la compra y en su mismo embalaje".
Aún informado sobre la causa, "Pasión Acción" no fue a defenderse dante el tribunal. La empresa no redactó tampoco ninguna respuesta escrita.

Uso normal
"La demandante declara que el aparato no puede ser utilizado convenientemente ni darle un uso normal lo que no fue contradicho en la prueba observada" afirma el juez Désy. El magistrado recuerda que la ley de protección al consumidor indica que "Un bien que es objeto de un contrato debe ser tal que pueda servir a un uso normal durante una durabilidad razonable con respecto a su precio, a las disposiciones del contrato y a las condiciones de utilización del bien".

El juez ordena entonces a "Pasión Acción" reembolsar los 118.50 dólares que ha costado el "Rabbit Vibe", 69 dólares por las tasas jurídicas y 9.83 dólares por las tasas postales. La cliente no obtiene de todos modos el reembolso de gastos en fotocopias y de desplazamientos que reclamaba.


Foto de Martin Bouffard: Según la demandante el vibrador funcionaba solo intermitentemente aún presionando repetidamente el interruptor de contacto.



martes, 7 de diciembre de 2010

Más sobre la psicología en Canadá… y sobre emigrar y conseguir trabajo

Aquí David me pregunta sobre el ejercicio de la psicología en Canadá y de sus posibilidades.  La respuesta requiere tanto espacio que excede el sitio de los comentarios así que aquí va...

Buen día psicóloga argentina.

Me presento: soy David, psicólogo colombiano. He venido teniendo varias inquietudes relacionadas con el proceso de migración a Canadá, sin embargo, he revisado los links de la embajada y trámites relacionados. Pero, en éste momento, mi pregunta apunta a lo siguiente:
1)Cómo ejerce el psicólogo en contextos como el social y el clínico de la salud?, hay apreciación del quehacer en éstas áreas?.
2)Revisando los comentarios acerca del ejercicio como psicólogo y la previa aprobación de Quebec, los servicios sociales en qué consisten?, hay posibilidad de vincularse con estos? de qué forma?.
3)Al llegar directamente a Toronto por ejemplo, qué tan facil se consigue un trabajo en dichos servicios sociales?.
4)La salud mental en Canadá como es entendida?, y la psicología es entendida como una ciencia de la salud o una ciencia social?.
5) por último (discúlpame por preguntar tanto pero creo que eres una persona que realmente puede orientar al respecto), Cúanto tiempo se lleva - en términos generales- vincularse laboralmente en alguna área que se relacione con la psicología?.

Psicóloga Argentina, agradezco enormemente este espacio. Un abrazo. 
Gracias por tu oportuna colaboración.




Hola, David!  Contestando a tus preguntas…

Por supuesto que hay reconocimiento de las distintas áreas del quehacer psicológico, tanto el clínico como el social, el jurídico, el experimental, el rol del psicólogo en recursos humanos y en las distintas especialidades que existen en la psicología en general, inclusive en la investigación, y especialmente, ésta es un área que no está presente en muchos países y aquí recibe un gran apoyo.  Hay una escala de salarios para el psicólogo pero te diría que en el área clínica hay más respeto de esa escala que, en comparación –al menos en Québec- en el área social, donde se suele contratar menos psicólogos y más trabajadores sociales u otro tipo de profesionales con una licenciatura.  No es tan común que pidan psicólogos (salvo para puestos de dirección, o como jefes de equipo o para cargos de supervisión) pues en el área social los sueldos son bajos y no se justifica pedir psicólogos (a los que se exige un doctorado) para desempeñar esos trabajos.  Estamos siempre hablando de psicólogos aprobados por el colegio de psicólogos.  Nada quita que tú con tu licenciatura en psicología de tu país trabajes en el área social como agente de relaciones humanas.  Pero eso tiene un salario por hora de unos 11-15 dólares mientras que un psicólogo aprobado por el colegio tiene (al menos en Québec que es donde resido) un salario de 28 a 38 dolares, según experiencia.  La consulta psicológica, cuando trabajas en consultorio, asciende entre 80 a 120 dólares la hora. Y si eres un consejero en relaciones humanas y y logras trabajar por tu cuenta, tal vez tengas que cobrar entre 40-50 dólares la hora y no más.  Y por supuesto, como todo trabajo autónomo deberás calcular lo que gastas en sostener tu consulta, tu papelería, tu contador, tu vehículo, y prorratearlo con las horas que te quedan libres en la consulta y estás ahí sin consultantes.  Ya ves que los salarios cambian según exigencias de diplomas y según si trabajas en relación de dependencia o por tu cuenta, como sucede en todas partes.

Para saber qué son y cómo trabajan los servicios sociales debes visitar la página del ministerio de inmigración a Canadá, por ejemplo, y desde allí verás cómo y cuándo entrar en contacto con ellos.

Para saber cómo de fácil (o de difícil) consigues trabajo en una determinada ciudad te aconsejo mirar las ofertas de empleo en dichas ciudades y evaluarlas según tus competencias para ver cuánta oferta hay en tu área en esa ciudad.

Puedes hacer una rápida búsqueda en Google y así obtendrás muchas páginas que hablan sobre la psicología en Canadá y filtrar de allí el área de tu interés.  Te recomiendo hacerlo pues es muy interesante cómo en la búsqueda se aclara y afina nuestro pensamiento: mientras ganamos conocimiento de los aspectos  que nos interesa conocer, las dudas se centran sobre temas más puntuales y nuestro dominio  mejora cada vez y se vuelve más específico a nuestra área de interés.

Te diría que –como en todos los países- el tiempo que lleva a cada uno vincularse laboralmente es muy variable pues depende no sólo de la oferta en cada lugar sino de las competencias del que busca, de su capacidad para buscar, de su habilidad para pasar exitosamente una entrevista.  Y aclaro, porque es muy importante: aquí se agrega no sólo el dominio del idioma (además aquí en Québec, según la zona, se trata de dominar muy pero muy bien no sólo el francés sino también el inglés) sino también sintonizar con la cultura y el savoir faire del lugar.  Son tantas las variables como en cada país, solo que cuando la búsqueda la realizas en tu propio  país no estás tan consciente de esas variables y no las tomas en cuenta… Pero esas variables están y puedes hacer la prueba: imagínate que eres un selector de personal en Colombia y debes contratar a un psicólogo para un puesto determinado.  Qué competencias le pedirías y qué tomarías en cuenta en la entrevista?  Ahora, imagina que esas competencias te las piden en otro país, agrega las competencias de idioma y el conocimiento del mercado laboral del lugar y tendrás una visión del desafío mayor que representa.  Hay mucha más oferta laboral que en nuestros países pero como psicólogos extranjeros tenemos que hacer frente a este desafío adicional que implica el idioma y la cultura. 

Mi opinión es que un proceso de migración implica muchas áreas que exceden la cuestión profesional.  Para que un proceso migratorio sea exitoso en las distintas áreas de nuestra vida que están involucradas, es necesario, a mi entender, tener bien en claro por qué se quiere emigrar y por qué se elige ese país en particular.  La migración toma tantos aspectos de la vida personal y familiar que el trabajo que uno hace no es el aspecto más importante.  A tal punto pienso esto, que me parece que tiene mejores chances de ser felíz con la decisión una persona que haya contemplado las áreas personal, familiar y social del proceso que aquella que sólo mira al aspecto laboral y económico.  Hay muchas personas que habiendo conseguido un trabajo mucho mejor que el que tenían en su país y gozando de un satisfactorio nivel de vida, económico y profesional deciden volverse a su país porque no son felices con los otros aspectos de la migración.
Tal vez haya que estar dispuesto a trabajar de cualquier cosa posible, en conexión con tus gustos y competencias, y a partir de allí ir viendo hacia donde orientar tu carrera.  O especializarte en un área que tal vez no conocías.  O estar abierto a descubrir tu pasión por una especialidad que en tu país no existía o no estaba promocionada.
En fin, creo que las preguntas sobre la profesión que hacemos cuando todavía no comenzamos a averiguar y a pensar sobre el lugar al que queremos emigrar están muy sesgadas por nuestra visión de nuestro propio país.  Les recomiendo meterse a fondo con el proyecto migratorio como un proceso integral que involucra a la persona y a su familia, no sólo la que acompaña sino también la que se queda.  Luego, y recién luego… explorar sobre la profesión.  Aún en los casos de real vocación, el tiempo vital para comenzar a pensar en la profesión ya verán que comienza a aparecer luego de haber podido atender a todos los otros aspectos de la migración en la vida personal y familiar.