Descubre tu PROPIA creatividad!!

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

viernes, 17 de octubre de 2008

qué pregunta uno cuando pregunta

Recibo la consulta de David, sobre su idea de emigrar hacia Canadá.
Mi respuesta... a continuación.


"Buen día Psicóloga, deseo saber si me puede orientar.

Tengo la intención de emigrar a Canadá, me han comentado que es necesario volver a estudiar, si desea uno trabajar en la profesión de nuestro país de origen.

Yo soy Ing. Mecánico electricista, y me desempeño como Ingeniero de diseño mecánico en mi actual trabajo, tengo 12 años de experiencia en el manejo de software de diseño, y algo de experiencia en manufactura por computadora.


He escuchado malos comentarios de gente que supuestamente emigró a Canadá, y quisiera saber su opinión general sobre Canadá.

Otra duda que tengo, es que tan difícil es encontrar empleo de mi profesión.

Agradeceré infinitamente su opinión."


Hola, David!

No sé si soy la persona más indicada para responderte esto pues no suelo informar ni asesorar sobre la conveniencia o no de emigrar a Canadá.

Es más, no suelo asesorar sobre la conveniencia o no de emigrar.


Es como si me preguntaras: "me sugiere usted que me case?"
ó
"debería hacerme un aborto?"
ó
"qué le parece que preferiría yo comer hoy?"

Y voy a explicarte por qué no exagero con estos ejemplos:

Más allá de lo que pueda decirte sobre algunas particularidades de ser inmigrante o de ser inmigrante, latino, en Canadá... no puedo decirte mucho. Y así y todo, mi visión solo puede servir cuando se combina con la de otros, y sólo tú, sacas tus conclusiones sobre tu visión.

Una cosa puedo afirmarte y es que:

1) necesitas estar dispuesto a la frustración de manejar un idioma o dos idiomas nuevos, sabiendo que dominar una lengua tiene muchos niveles diferentes y que nunca te sentirás, verdaderamente cómodo y eficaz como en español, al menos... no hasta que pasen muchos años y muuuuuuucha integración cultural en el medio.

2) debes ser una persona que acepta con alegría los cambios... pues deberás ajustarte a muchísimos: visuales, auditivos, táctiles, olfativos, de relación, de humor... Re aprenderas qué comprar, cómo, cuándo y a cuánto. Y deberás poner prioridades para aprender y decidir qué, con quién, para qué, y donde.

3) seguramente dejarás de tener muchos grados de stress que sostienes en tu país y que son decididamente malos, dañinos y peligrosos pero, al menos, conocidos. Cuando emigras te encuentras con otros factores de stress... también muy peligrosos y amenazantes quizá más por desconocidos que por su verdadera magnitud.



Hay muchos blogs que podrías consultar (en el blog de Los Marge o el de Guillermo o el de Fran y Romi. También los blogs de Héctor, o el de Arturo, otros mexicanos como tú, en el que tienes mucha información, inclusive los vínculos a otros blogs para visitar.

Por sobre todas las cosas, de tu pregunta me quedo con esto de los "malos comentarios de gente que supuestamente emigró a Canadá".

En este post de Guillermo se desata una interesante discusión de comentarios que me sirven para ejemplificar hoy mi opinión en esto:

Somos únicos, cada uno es distinto del otro. Esto, en lugar de maravillarnos, nos llena de miedo y tardamos años y años de nuestra vida en conocernos y aceptarnos. Estamos siempre midiéndonos y comparándonos con el otro. En este compararnos todo el tiempo buscamos la opinión de los demás. Y para estar contentos con nuestra elección necesitamos ver cómo de bien o de mal les fue a otros. A veces cuando no nos gusta lo que obtenemos, le echamos la culpa a lo que nos "trajo" el problema que finalmente, está siempre dentro de nosotros mismos. Esto es lo que pienso de la gente que "habla mal" de su experiencia canadiense... o de donde sea que haya ido. Asi que toma con pinzas las opiniones maravillosas y también las desastrosas. Trata de leer las experiencias de gente que te parezca que tiene una formación parecida a la tuya y cuyas expectativas respecto a la migración compartes. Ejemplo: cuando buscaba información no me servía la opinión de la gente que emigraba solo por motivos económicos pues yo no emigraba por eso. También debía tomar con relatividad la facilidad para conseguir trabajo de la que hablaban aquellos que se dedicaban a la informática...

Mi único consejo: lee todo, pregunta de manera puntal en los blogs que te señalo aquella información específica que necesites. Y cuando sientas que hayas recopilado toda la información y las opiniones, estarás, como siempre, frente a tí mismo, tus anhelos, tus deseos de cambiar y mejorar, tu pavor frente a los desconocido. Tu animarte o no a la aventura.

La vida es una aventura. Preparalo todo con cuidado. De todas maneras siempre deberás abrirte a lo desconocido...





Foto: Henri Cartier Bresson - Siphnos, Greece, 1961

2 comentarios:

Los Ziegler dijo...

Amiga, Gracias por la mención.

A David le digo que la decisión de venir a Canadá no tiene que ver ni con tu carrera, ni con el frío (el del clima y el de la gente), ni con las experiencias de los demás. Creo que tiene que ver con únicamente con vos, con tus agallas de dejar todo por algo nuevo, de las ganas de dejar todo atrás y de lo convencido que estés de que realmente esta sea la solución que buscás a tu vida.

A pensar mi amigo, a pensar.

Saludos...

Hector Torres dijo...

Excelente respuesta mi estimada Silvina.

Saludos.