Descubre tu PROPIA creatividad!!

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

sábado, 7 de junio de 2008

¿Gran limpieza?

Hace un tiempo, nuestro amigo Gastón que vive en Québec nos hizo llegar una nota aparecida en el periódico Le Devoir sobre la ley número 50 que dará aparentemente al Colegio de Psicólogos de Québec el derecho a reglamentar los permisos para los psicoterapeutas.

La nota de Le Devoir, que lleva por título “Gran limpieza entre los psicoterapeutas” fue publicada en marzo… pero con tanta mudanza de dirección web, estuvo entibiándose en mi carpeta.

Lo que el título quiere decir es que si se concreta, la mencionada ley le dará al Colegio de Psicólogos de Québec (OPQ) la capacidad de “pasar el cuchillo de una vez por todas entre la buena práctica y la charlatanería de aquellos que reivindican no importa cómo el título de psicoterapeuta”.

Actualmente, dice la nota, nada impide practicar la psicoterapia a quien lo desee y así le toca a la población la tarea de separar el trigo de la paja. Si hay algo que va mal, la gente no tiene en realidad ningún medio para hacer valer sus derechos. Inclusive muchos de los psicoterapeutas sobre quienes recae esta ley son los primeros ansiosos de poder contar con un apoyo más sólido. En 1991 un grupo de psicólogos y psicoterapeutas fundaron la Sociedad Quebequense de Psicoterapeutas Profesionales (SQPP), y crearon para funcionar un código de ética claro (eso dice la nota, yo al menos no lo revisé) con reglas rigurosas destinadas a poner un poco de orden en ese medio mal definido. Pero de todos modos, el poder de la sociedad continúa limitado en cuanto a la protección legal del público.

Dicho en absoluto criollo: Si usted consulta a un "psicoterapeuta" que no está aprobado por el Colegio de Psicólogos de Québec, y el señor o la señora, muestran estar rematadamente “de la nuca” (chapita, piruchos, loquitos… o "simplemente" perversos…) usted no podrá demandarlo y hacerle juicio. Eso es todo. De todos modos… no podrá ser psicoterapeuta todo el que quiera sino que será el Colegio de Psicólogos de Québec quien les dará permiso a los psicoterapeutas que se sometan a la revisión.

Según la opinión del señor Brais, presidente de la Asociación de psicoterapeutas de Québec, que son los primeros candidatos a comenzar a pagar la cuota de matrícula anual del colegio de psicólogos si esta ley se aprueba, también los miembros de la Sociedad Canadiense de Psicoanálisis, así como los de la Asociación de Psicoterapeutas Psicoanalíticos de Québec tendrán acceso a un permiso que los pondrá en regla… (y sobre todo… les permitirá pagar la cuota de matrícula anual del colegio de Psicólogos…)

De todos modos, hay quienes por definición van a huir despavoridos de tal intento de encasillamiento

(y si no me creen, si leen francés vean el siguiente texto en el Blog de la Asociación Mundial de Psicoanálisis:

L’objectif visé est d’encadrer, par voie administrative, des professions supposées relever d’un même champ. Elles sont portant fort différentes. Qu’ont donc en commun la profession de psychologue, de médecin, de travailleur social, de thérapeute conjugal et familial, de conseiller d’orientation et de psychoéducateur ? La notion de « relation humaine » est trop floue pour pouvoir répondre de façon satisfaisante à cette question. A trop réunir, elle court le risque d’étouffer la pratique de la psychanalyse comme telle. C’est pourquoi l’Association Mondiale de Psychanalyse réunissant huit Ecoles de psychanalyse dans le monde, réunissant plus de 2000 membres souhaite faire parvenir à la Commission Parlementaire réunie sur le Projet de Loi n° 50, ses plus expresses réserves en ce qui concerne la place de la psychanalyse dans un tel cadre. Elle souhaite que ce projet laisse en dehors de son champ d’application la pratique de la psychanalyse. »).

Traducido lo más fielmente posible, la nota publicada en Le Devoir dice que “concretamente, la ley 50 propone compartir el título de psicoterapeuta con muchos otros profesionales: los trabajadores sociales, los consejeros en orientación, los psicoeducadores, las enfermeras y los ergoterapeutas quienes tendrán las competencias necesarias para hacer ese delicado trabajo. Los psicólogos y médicos podrán, se entiende, continuar practicando ese arte pero sin estar obligados a utilizar el título de psicoterapeuta”

Ahhhhhhhhhhhh… muchas gracias, me quedo mucho más tranquila…

Ahora bien… ¿acaso significa eso que se aclarará en qué medida pueden realizar algo cercano a la psicoterapia otros profesionales, como los “psicoeducadores” o los “sexólogos” que pertenecen al mismo colegio profesional (vaya uno a saber por qué) y que no vamos a tocar porque ya pertenecen a otro colegio? ("entre gitanos, no nos vamos a tirar las cartas", dice un dicho en mis tierras)

. Y cómo se decide la diferencia entre el tipo de psicoterapia que realizan los trabajadores sociales? Porque están autorizados a realizarla, así es nomás…

Y qué pasará con tantas personas que ponen un cartel en la puerta o un anuncio en el diario local donde dice: “Intervención en ayuda humana” (aproximadamente así la traducción) y como formación dicen “estudios en psicología”, que nadie chequeará cuáles son… O quienes ofrecen “terapia” humana, de colores, o con el nombre que gusten utilizar…? Según la ley vigente...en tanto no utilicen la palabra “psicoterapia”, “psicoterapeuta” o “psicólogo” se puede hacer, mis queridos itinerantes, absolutamente cualquier cosa, que todo queda librado a su conciencia y a la responsabilidad y madurez del que consulta.

Qué quieren que les diga… En este entorno, me parece hasta casi una especie de chiste tener en mi carpeta la amable carta del Colegio que me acusa recibo con gran placer de todos mis antecedentes y a la vez me recuerda que hasta tanto el comité no emita la decisión final me queda terminantemente prohibido decir que soy psicóloga o hacer creer que lo soy… Pero como yo soy psicóloga en Argentina desde hace 18 años… y también me han llamado como tal en España, en Panamá, en Guatemala, en Portugal, en México, en Perú, en Uruguay y hasta en USA… entonces voy a tomar el ejemplo de una persona que conocí, quien cuando le preguntan sobre su experiencia, dice: “Yo, FUERA DE QUÉBEC, soy médico”.

Más información, en francés

Pero bueno, mis queridos itinerantes… algo hay que hacer, alguien tiene que tomar partido para que la población pueda tener confianza, porque sino puede pasar esto que escucharán a continuación…


la página oficial de Leo Masliah


2 comentarios:

Virginia Guerstein dijo...

Hola! Por fin encuentro un blog de una psicóloga que haya migrado a Canadá! Inicié los trámites para ir a vivir a Montreal, y quería saber qué tal es Canadá para las personas un tanto depresivas o melancólicas. Tengo mucha voluntad, estoy investigando sobre la vida allá, pero bueno, Tengo esa inquietud por el clima y la oscuridad en invierno...
Gracias y saludos!

Psicóloga argentina dijo...

Hola, Virginia!!
Si bien el invierno puede resultar según la persona, un tanto más largo de lo deseable, la ciudad está preparada en todo sentido para esas temperauras. Las personas suelen llevar a cabo muchas actividades al aire libre, ya sea ski, paseo a pie con unas raquetas que sirven para caminar en la nieve, patines...además de la multiplicidad de eventos culturales. Pronto voy a agregar os links de muchos blogs latinos en Montreal donde vas a tener mucha información de cómo la gente programa su tiempo libre. Respecto de la cuestión de la predisposición depresiva o melancólica, además de la actividad física casi te diría cotidianamente "obligatoria", justamente es importante aprovechar todo lo posible la luz solar y tener la casa muy bien iluminada. Inclusive aquí muchas personas pintan el interior de sus ambientes de colores muy vivos.
La incidencia de la depresión, grave en algunos casos, así como los casos de suicidio son altos en los países fríos con respecto a los países cálidos. Sin embargo esa tendencia no se verifica en los inmigrantes. No tengo aquí las estadísticas pero en cuanto pueda haré un post respecto de este tema pues es muy interesante. En todo caso, cuando hay una predisposición habría que estar atento a los efecos del stress de la migración más que a la cuestión del invierno y la falta de luz. Seguimos en contacto!!